La regla del 10-20-40

Entre los múltiples titulares que me dediqué a soltar ayer en Iniciador, uno de los mejor recibidos fue la regla del 10-20-40 que pensamos aplicar en Few Ducks.

Una regla muy sencilla:

Ser 10, cobrando como si fuésemos 20, y produciendo como si fuésemos 40

Hay mucha inspiración de 37 signals en algo así 😀 Aunque realmente es el tipo de empresa que queremos construir. Vamos a verlo en detalle:

  • Ser 10: No aspiramos a ser muchos (de ahí lo de “few”). Supongo que la principal ventaja de ser un equipo pequeño es que es más sencillo mantener una cultura fuerte. Además, siendo pocos, cualquier incorporación probablemente no suponga un rendimiento marginal decreciente. Y tenemos el miedo de que, inevitablemente, cuando creces en plantilla, creces en cargos intermedios que se dedican a controlar información, jugar a bloquear por mantener el poder y politiquear al lado de la cafetera. Así que seremos pocos, o mejor dicho: los justos. No sé si 10 exactamente, pero nos moveremos por esa magnitud.
  • Cobrar como 20: Aparte de ser felices, otra meta en nuestra vida es llegar tranquilos a final de mes. Y si vamos a ser pocos, tendremos que ser productivos, por lo que necesitaremos integrar en nuestro equipo a cracks (que obviamente cobran por encima de la media). Así que esperamos que nuestro coste_medio/empleado sea bastante superior al habitual. Además, para los puestos de desarrollo, tenemos la norma interna de no pagar nunca menos de 35-40k/año: en vez de contratar junior para realizar tareas sencillas, creemos que es mejor contratar seniors para que automaticen esas tareas.
  • Producir como 40: Porque sin este punto, todo lo anterior es implanteable. Si algo tenemos ahora es una obsesión enfermiza por la ejecución y por medir continuamente resultados (alguien dijo dashboard?). Así que el gran reto es mantener esta cultura y potenciarla al máximo. Si conseguimos los 2 puntos anteriores, este debiera salir por sí solo.

Ya… llegar a tener un modelo así funcionando es hacer la cuadratura del círculo… pero en conseguirlo va nuestro éxito. ¿Cómo lo veis?